lunes, 13 de octubre de 2008

El hombre puso nombre a los animales

Como dice la canción de Bob Dylan, el hombre puso nombre a los animales, ya desde el principio. Tratar de entender y comprender el mundo que nos rodea es algo innato en el ser humano. Pero para ello hay que nombrar y definir las cosas que se encuentran a nuestro alrededor, incluídos los animales.
Desde un principio, así, el hombre se dedicó a poner nombre a los animales; en algunos casos, nombres curiosos, como por ejemplo (siempre me ha llamado la atención) ornitorrinco. Pero el problema que surgió es que, por ejemplo, mientras unos llamaban mamboretá a un tipo de mántido, otros le llamaban tatadios y otros santateresa. Así las cosas, resultaba difícil entenderse si cada uno ponía el nombre que le parecía a cada animal, máxime si se tiene en cuenta el gran número de especies animales existentes. Sólo de insectos, a nivel mundial, hay 1.036.815 especies conocidas (Fuente: Comunidad Virtual de Entomología). Había que poner un poco de órden y eso fue lo que hizo Linneo en el Siglo XVIII con su nomenclatura binomial y su sistema de clasificación de los seres vivientes.
Actualmente, las categorías taxonómicas establecidas son siete: Reino, Filo (o División en Botánica), Clase, Orden, Familia, Género y Especie. Para no liarlo no haremos mención a las sub-categorías (ejemplo: Subclase o subfamilia) o super-categorías (Superclase o superfamilia). De este modo, mamboretá, tatadios o santateresa, resultan ser nombres vernáculos de Mantis religiosa (Linnaeus, 1758).



Y su taxonomía sería:
Reino: Animalia
Filo: Arthropoda
Clase: Insecta
Orden: Mantodea
Familia: Mantidae
Género: Mantis
Especie: M. religiosa
Nombre binomial: Mantis religiosa

Otro ejemplo: Coccinella septempunctata (Linnaeus, 1758), vulgarmente llamada mariquita



Reino: Animalia
Filo: Arthropoda
Clase: Insecta
Orden: Coleoptera
Familia: Coccinellidae
Género: Coccinella
Especie: C. septempunctata
Nombre binomial: Coccinella septempunctata

Y así hasta las 1.036.815 especies conocidas. ¡Qué agobio!